Beneficios de los anacardos

anacardos

Los anacardos son frutos secos que contienen una cantidad de nutrientes esenciales para que nuestro organismo trabaje de forma correcta. Además su sabor es delicioso, razón por la cual podemos consumirlos al natural o usarlos como un ingrediente que proporciona un toque especial a nuestras recetas.El anacardo es la semilla de un árbol perenne que lleva su mismo nombre, aunque también es conocido como merey, cajú, marañón, castaña de cajú, caguil o cajuil. Su origen es el nordeste de Brasil, aunque también se comercializa mucho en la India, África occidental y el sudoeste de Asia.

Estos frutos son muy ricos a escala nutricional. Lo mejor de todo es que puedes ingerirlos al natural, fritos, aderezados o como prefieras sin perder las propiedades que le proporcionan las vitaminas del grupo B como B1, B2, B3, B5, B6 y B9, la E, los minerales zinc, magnesio, fósforo y potasio, los carbohidratos, los ácidos grasos insaturados, la fibra y las proteínas que poseen.

 

Aquí el código de tu anuncio o contenido destacado

Los beneficios más destacados

Entre los beneficios que aportan al organismo estos frutos secos destacan:

  • Prevención de cálculos biliares: Evitan que se desarrollen cálculos dentro de la vesícula biliar.
  • Evita el cáncer: Los anacardos contienen un flavonoide encargado de combatir la reproducción anormal de las células, previniendo el desarrollo de cáncer.
  • Disminuye los niveles de colesterol: Las grasas saludables y el ácido oleico que contienen los anacardos ayudan a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, evitando problemas de origen cardiovascular.
  • Combate los radicales libres: Contienen un porcentaje de cobre, el cual es un mineral muy efectivo para prevenir el efecto de los radicales libres, garantizando así la buena salud de nuestros órganos y frenando el envejecimiento prematuro, en vista de que promueve la fabricación endógena del colágeno, una proteína encargada de proporcionar elasticidad y firmeza a los tejidos blandos y óseos.
  • Fortalece los huesos: Su contenido de calcio y magnesio ayuda a fortalecer el sistema óseo, previniendo así enfermedades degenerativas como la osteopenia y la osteoporosis.
  • Controla el sistema nervioso y mejora el sueño: Los anacardos son ricos en triptófano, un aminoácido que se metaboliza en el organismo y se convierte en serotonina y melatonina, dos neurotransmisores encargados de regular el sistema nervioso, controlando así la ansiedad e induciendo a un sueño placentero.

Como verás, son múltiples los beneficios que aportan los anacardos a nuestro cuerpo. Por ello, es bueno agregarlos en nuestra dieta alimenticia con cierta frecuencia como merienda entre comidas, en la que se pueden consumir al natural, fritos o aderezados.

Este fruto seco puede usarse tostado para realzar el sabor de algunas recetas y cereales como el cuscús, el arroz basmati o el bulgur. También es válido saltearlos con ajo, espinacas o alcachofas o como ingrediente para preparar croquetas de seitán o mijo.

Uno de sus usos más frecuentes y efectivos es incluirlos como ingredientes para preparar ensaladas de invierno que lleven escarola, manzana, calabaza o zanahoria. Además se usa como base en la elaboración de mantequilla y quesos veganos.

Este fruto seco es uno de los más deliciosos que existe; sin embargo, debe consumirse de forma moderada, en vista de que el exceso puede provocar un aumento de peso como consecuencia de su contenido calórico.

About the author

Dejar un Comentario

Noticias relacionadas