¿Pueden los pimientos reducir el riesgo de Parkinson?

riesgo de Parkinson

El Parkinson es una enfermedad que generalmente se presenta en personas mayores a los 60 años y se caracteriza por la disminución en la producción de la hormona dopamina en el cerebro por la muerte de las neuronas, lo que conlleva a presentar dificultades motoras que aumentan con el paso del tiempo. Es decir, se trata de una afección continua del sistema nervioso central que imposibilita la forma de realizar movimientos corporales simples.

Esta condición se manifiesta de formas diferentes de una persona a otra. Sin embargo, al principio suelen presentarse temblores en una de las extremidades superiores, los cuales se incrementan con el paso del tiempo y se extienden hasta la otra mano y así hasta el resto del cuerpo.

 

Aquí el código de tu anuncio o contenido destacado

Síntomas

 

Los temblores en las manos y los dedos, la lentitud para realizar movimientos, la rigidez muscular, la pérdida del equilibrio, los cambios en la forma de hablar y de escribir son los síntomas comunes de esta enfermedad, la cual dificulta considerablemente la capacidad para realizar actividades desde las más sencillas hasta las más complejas.

 

Todo esto suele desencadenar variaciones en la postura como encorvar el cuerpo, produciendo alteraciones de equilibrio y la coordinación a tal punto que los pacientes con Parkinson de moderado a crítico pierden la capacidad de caminar.

 

Los movimientos automáticos e inconscientes como sonreír y parpadear también se pierden paulatinamente a medida que avanza la enfermedad. Además pueden presentarse alteraciones del habla como la disminución del tono de voz, la duda antes de hablar o dificultad para articular.

 

Tratamiento

 

Lamentablemente no existe un tratamiento para curar esta enfermedad; sin embargo, suele tratarse con algunos fármacos que retrasan su desarrollo y disminuyen los síntomas; incluso en algunas oportunidades se realiza una cirugía que consiste en implantar electrodos en el cerebro, los cuales se encargan de enviar impulsos nerviosos para estimular el control de los movimientos del cuerpo, mejorando así la condición del paciente.

 

Prevención

 

Aun cuando no existen formas específicas para prevenir el desarrollo del Parkinson, algunas investigaciones han revelado que la alimentación juega un papel importante, pues las plantas de la familia solanáceas como las que producen los pimientos y tomates rojos contienen una dosis de nicotina que se asocian a la capacidad de reducir el riesgo de padecer Parkinson.

 

Dichos estudios han demostrado que tanto los hombres como las mujeres que no han sido consumidores previos de tabaco pero sí ingieren pimientos y tomates rojos en su dieta tienen menos probabilidades de sufrir Parkinson, en vista de que estos vegetales actúan como protectores de las funciones neuronales en el cerebro.

 

Esto quiere decir que llevar una vida sana y una dieta saludable que incluya los tomates y pimientos rojos son factores que nos ayudan a proteger nuestro principal órgano de esta enfermedad que actualmente afecta unas 10 millones de personas.

 

Aun con los avances científicos que ha tenido la medicina, el Parkinson sigue siendo un enigma en muchos sentidos. No obstante, se estima que es una condición que puede prevenirse por medio de la alimentación y hábitos saludables.

About the author

Dejar un Comentario

Noticias relacionadas